Cultura viva

Ko'olel-Kaab: la Dama de la Miel

¿Sabías que las abejas melíferas que conocemos son de origen europeo y fueron traídas a Yucatán a principios del siglo XX desde Estados Unidos?

Los mayas ancestrales utilizaban para el cultivo de la abeja melipona, troncos huecos que llamaban hobón.
Los mayas ancestrales utilizaban para el cultivo de la abeja melipona, troncos huecos que llamaban hobón.
Las abejas cultivadas por los mayas son las meliponas beecheii conocidas como xunáan-kaab "abeja señora" o ko'olel-Kaab que significa "la dama de la miel"; quizá percibidas de esta manera porque carecen de aguijón funcional. Las características que hacen especial a esta abeja son: vive en los troncos huecos de los árboles en colonias permanentes con una reina llamada Balam Kaab "jaguar abeja" y miles de obreras, toman su néctar de plantas medicinales mayas y pueden alimentarse con su propia miel.

 

Los conocimientos sobre los meliponios y sus formas de cultivo van más allá de lo práctico, están estrechamente ligados a la tradición religiosa y al poder político; evidencia material son las diversas figuras del Códice Tro-Cortesiano, mejor conocido como Códice de Madrid; posiblemente el único completo de los códices mayas prehispánicos. Sus últimas diez "páginas" son conocidas como la "Sección de las abejas" en donde se pueden apreciar 42 dibujos de xunáan-kaab, al igual que una deidad que porta a manera de collar, como uno de sus atributos de poder, un hobón; tronco horizontal que se usaba para el cultivo de las abejas sin aguijón.

 

La actividad incesante de la colmena, así como la armonía del enjambre, impresionaba a los amerindios que veían en las abejas las virtudes cardinales de la vida social: la paz, el orden y la justicia.Para los mayas las ko’olel-Kaab son hacedoras de la fertilidad, por eso todas las abejas muertas deben ser enterradas para que en el mundo de la muerte construyan vida a partir de las cosas muertas.

 

Cada colmena tiene una abeja guardiana que sólo permite el acceso a las abejas que pertenecen a esa colmena.
Cada colmena tiene una abeja guardiana que sólo permite el acceso a las abejas que pertenecen a ella.
Los estudios indican que los mayas utilizaban la palabra kinam, que en su lengua significa rigor, fuerza y fortaleza para hacer referencia al poder de las mieles para curar o restaurar el hun ol, que es el bienestar y la armonía de los corazones; incluso las mujeres embarazadas, reciben este tipo de miel después del parto debido a sus propiedades y beneficios.

 

Las colonias de abejas sin aguijón necesitan de selvas con cierto grado de conservación donde puedan encontrar árboles con el diámetro suficiente para poder anidar, las colonias son incapaces de trasladarse a otros sitios por medio de la enjambrazón como ocurre con las abejas melíferas. La fuerte deforestación y el uso indiscriminado de pesticidas destruyen el hábitat de las abejas dama. Aunque actualmente se están implementando proyectos para su conservación, es necesaria la ayuda y colaboración de todos; consumir productos de abeja melipona es un buen inicio.